UN PROYECTO PARA MÉXICO

La pre campaña de Meade fue un espacio de construcción de propuestas concretas para los grandes problemas nacionales

TXT: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Senador y secretario general de la CNOP

0
63

En este momento del proceso electoral en curso ha quedado clara la ventaja comparativa de José Antonio Meade respecto de los otros aspirantes, en cuanto a su experiencia administrativa, capacidad de gobierno y cualidades humanas, así como la visión y proyecto que está presentando el precandidato de la coalición Todos por México.

Por el contrario, sus adversarios insisten en distorsionar los estudios demoscópicos, desvirtuar la información, generar rumores y deteriorar el ambiente democrático con tal de construir un clima de desconfianza, quiebra institucional y crispación política que busca abonar a su propósito de hacerse del poder a costa, inclusive, de la viabilidad de la nación.

José Antonio Meade sigue adelante y creciendo en esta etapa en la que busca el respaldo de la militancia de los partidos que conforman la coalición para asumir la candidatura presidencial y hacer de su precampaña un espacio de construcción de propuestas concretas para los grandes problemas nacionales, cimentadas en la Plataforma Electoral registrada por la coalición integrada por el PRI, PVEM y Nueva Alianza.

En su recorrido por las entidades federativas, en decenas de encuentros con la militancia de los tres partidos en coalición y en los Puntos de Encuentro que ha sostenido, ha presentado una visión innovadora y viable en materia de salud, educación y formación laboral, combate a la desigualdad, desarrollo metropolitano de la Ciudad de México, reconocimiento de la labor de los maestros y seguridad y justicia, entre otros.

Su propuesta más reciente es de la mayor trascendencia y es un claro ejemplo de que José Antonio Meade entiende la política como un instrumento para el consenso de las grandes reformas y hace de su precampaña un ejercicio de responsabilidad política y deliberación democrática con la militancia y sus simpatizantes.

En ocasión de su reciente visita al estado de Quintana Roo, Meade Kuribreña hizo un respetuoso llamado a todos los partidos, coaliciones y candidatos para que sus fracciones parlamentarias terminen de integrar el Sistema Nacional Anticorrupción en el periodo ordinario de sesiones del Congreso, que recién comenzó el mes de febrero.

Esta propuesta incorpora seis compromisos concretos: 1) El nombramiento de los magistrados administrativos de las salas especializadas en la materia, 2) Aprobar la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, 3) Homologar la legislación sobre ministerios públicos locales, 4) Nombrar a los fiscales General y Anticorrupción con criterios de Estado, 5) Aprobar la nueva legislación sobre contrataciones públicas y 6) Nombrar al nuevo auditor Superior de la Federación.

El candidato de Todos por México también planteó endurecer la legislación para asegurar que quien cometa actos de corrupción, restituya lo robado al erario, y para que este delito reciba penas más severas para terminar con la impunidad de quienes traicionan la confianza de la ciudadanía.

El fondo y significado de estas propuestas es uno solo: La convicción que tiene el futuro candidato Meade de que las instituciones son la única vía para atender a fondo y seriamente una de las demandas más firmes de la sociedad: construir un gobierno limpio y transparente.

La visión del candidato de la coalición Todos por México está por encima de las ocurrencias e improvisaciones que abanderan sus contrarios; éste es un aspecto fundamental a considerar en la decisión que los mexicanos tomaremos en julio próximo.

Compartir
Artículo anteriorUN RETO MÁS
Artículo siguienteDESCENSO, CLAVE DEL ESPECTÁCULO

Dejar respuesta