PUEBLA y el PAN

La muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso y del ex gobernador y coordinador de la bancada del PAN en el Senado, Rafael Moreno Valle, constituyen un desafío para el futuro del partido blanquiazul

POR JUAN JOSÉ RODRÍGUEZ PRATS

0
292
Martha Érika Alonso tenía apenas 10 días de haber rendido protesta como Gobernadora de Puebla cuando ocurrió su deceso.

El tema es obligado, difícil emitir juicios ante la pérdida de vidas humanas. Lo primero es un lamento ante lo acontecido y nuestra preocupación por el vacío que dejan, dada la relevancia de los personajes.

En los órganos colegiados del PAN, en este espacio y en declaraciones públicas manifesté mi punto de vista, inclusive llegué a pronosticar las dificultades que afrontaría la nueva gobernadora. También señalé los atropellos que Rafael Moreno Valle cometió en contra del panismo y de los poblanos. Fui y soy solidario con mis correligionarios que dieron y siguen dando la batalla por el PAN y por sus causas. Uno defiende su verdad sin que esto signifique que sea la verdad.

Lo anterior ya es historia. Ahora vienen las decisiones en las que está en juego el destino de uno de los estados más importantes en todos los órdenes. Constituye un gran desafío para la nueva dirigencia tomar resoluciones apegadas a los principios y doctrina panistas.

No se puede afirmar que haya sido un atentado. Es irresponsable, sin pruebas, sembrar odio y encono en la ciudadanía. El Presidente de México, el candidato a la gubernatura de Puebla y Morena no pueden ser señalados culpables, pero actuaron mal por su falta de institucionalidad al no reconocer su derrota. Ahora pagarán las consecuencias.

Es claro el ejemplo de un gobierno faccioso que le da prioridad a sus intereses frente a sus deberes. Como bien lo afirmaba Churchill, sólo las palabras son eternas. Ahora no hay manera de borrar torpes y prepotentes declaraciones, indignas de hombres y mujeres con responsabilidades públicas.

Sin duda, los primeros días del nuevo sexenio han alterado los tradicionales esquemas de análisis y se están dando eventos que marcarán la calidad de los ya deteriorados partidos políticos.

En este caso, la preponderancia del PAN es incuestionable, para todos sus militantes se trata de una decisión crucial.

Volvamos al futuro. Tres designaciones son urgentes y exigen del PAN una ponderación mesurada de realidades y de principios: la del interino, la del candidato a la nueva elección y la del coordinador del grupo parlamentario en el Senado.

El interino debe ser del mismo partido triunfador en la elección; el candidato a la gubernatura de Puebla debe cumplir con un perfil panista. Es hora de rescatar al partido y a sus más nobles tradiciones, no más imposiciones. El nuevo coordinador debe aglutinar a todos sus integrantes para desempeñar con responsabilidad el papel de oposición digna y congruente, además de no ceder a las tentaciones de cooptación.

El percance ha dejado huérfano al dirigente panista. Estas primeras decisiones en mucho van a marcar su desempeño. En el caso del candidato a la gubernatura, no se trata tan sólo de apostar por el que da más votos, no somos una empresa encuestadora. Tenemos la obligación de ganarnos el respeto de la ciudadanía.

Puebla es una buena trinchera para de nuevo sustentar, sostener y difundir las ideas que le han dado vida al PAN. Hay casos de sumisión y oportunismo que contrastan con valientes y decididos defensores de los derechos elementales de los militantes. Existe un enorme peso de ideologías y radicalismos. El PAN ha sido en Puebla una organización de ciudadanos de vanguardia, pero también acusa rezagos.

No creo en las simples soluciones teóricas. Hoy deben recaer en entes de carne y hueso, con corazón y cerebro, pero, sobre todo, con gran autoridad moral. No nos engañemos, los enemigos son los mismos: el autoritarismo, la improvisación, la incongruencia, la demagogia, la corrupción. De parte del PAN, las ideas son las mismas: ética y política, deberes cívicos, ciudadanía.

¿OTRA VEZ BARBOSA?

La presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, afirmó que Miguel Barbosa será el candidato a la Gubernatura del Estado de Puebla en las próximas elecciones extraordinarias, “porque ya ganó y va a volver a ganar”.

Dijo tajante que “va Barbosa y va con todo”, por los que dicen que no es ético que se vuelva a postular, “porque saben que les va a ganar”.

Miguel Barbosa, de Morena, fue el candidato perdedor frente a Érika Alonso en las elecciones estatales del 1 de julio del 2018, resultado que fue confirmado por el Tribunal Electoral de Puebla después de la inconformidad que presentó el Partido Morena.

El actual Gobernador interino es Jesús Rodríguez Almeida.

Dejar respuesta