PRESUPUESTO 2018: RESPONSABLE Y SENSIBLE

TXT: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Senador y Secretario General de la CNOP

0
8

El presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados obedece a dos grandes prioridades. La primera es el acuerdo para atender las necesidades de reconstrucción que exigen diversas entidades del país después de los sismos de septiembre pasado. El Ejecutivo federal y la mayoría de los diputados asignaron los recursos necesarios para que la sociedad afectada recupere a la brevedad su vida comunitaria y productiva.

La segunda característica del último presupuesto de la presente administración es que mantiene el compromiso con la estabilidad económica y el desarrollo.

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 fue aprobado, en lo general, por 413 votos a favor de todas las bancadas partidistas, salvo los 49 diputados de Morena que votaron en contra del presupuesto para la reconstrucción.

Con base en este amplio consenso parlamentario, se logró que se presupuestaran 43 mil millones de pesos adicionales y se reasignaron 70 mmdp más, de modo que todas las bancadas propusieron ajustes. El presupuesto incluye 18 mmdp para el Fondo de Desastres Naturales, 170 mdp para el de Prevención de Desastres y 2,500 mdp para la reconstrucción en las entidades afectadas por los sismos. Con igual fin se aprobó un fondo de capitalidad por 2,500 mdp, como nueva aportación a la reconstrucción de la Ciudad de México.

GASTO FEDERAL

Para las dependencias federales, se destinaron 1 billón 23 mil 678.6 millones de pesos. Entre las secretarías que tuvieron mejores incrementos están:

GOBERNACIÓN: 64,288 millones (1,800 millones más).

COMUNICACIONES: 84,548 millones de pesos (7,444 millones más).

EDUCACIÓN: 280,969 millones de pesos (5,526 millones más).

HACIENDA: 26,458 millones de pesos (750 millones más).

SALUD: 122,557 millones de pesos (622 millones más).

Vivimos momentos de definiciones, de compromisos con el futuro de México, con la estabilidad de su economía, con las prioridades sociales que hoy se imponen y con el cuidado de losfundamentos fiscales y macroeconómicos del desarrollo.

La Junta de Gobierno del Banco de México alertó sobre la configuración de un “entorno complejo” para el fin de año e inicios de 2018, ante una ligera baja temporal de la actividad económica en el tercer trimestre, como consecuencia de los sismos y de la incertidumbre ante la suerte del TLCAN.

Por ello, resultaba fundamental que tanto la Ley de Ingresos como el Presupuesto de Egresos de la Federación para el siguiente año se aprobaran en los términos generales en que los presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para mantener a la baja la inflación, estable el tipo de cambio y disminuir el déficit presupuestario y la deuda pública.

En lo social y productivo, el campo recibirá 7,800 mdp más; los programas educativos, otros 5,526 mdp; los culturales, 1,200 mdp; los de salud, 622 mdp, y los programas de inclusión social, 8,300 mdp extra. La inversión en infraestructura, factor clave de la reactivación económica, ejercerá 7,444 millones más, para llegar a 84,548 mdp.

Se eliminaron los fondos para el fortalecimiento de infraestructura local que se habían desvirtuado; a cambio, estados y municipios verán incrementadas las participaciones federales en más del cuatro por ciento.

El próximo será un año complejo y no exento de riesgos. Se prevé un ajuste en la política fiscal de EU, que va a exigir adecuaciones en la nuestra; debemos estar listos también para cualquier escenario en la negociación del TLCAN.

Gracias a instituciones sólidas, a una gran disciplina en los criterios de política económica y a la transparencia en la negociación parlamentaria, la política económica y sus prioridades son ya materia de debate público, rendición de cuentas y fiscalización.

La prioridad es mantener la política económica al margen de los procesos electorales para que México transite 2018 en un entorno de estabilidad y confianza en el rumbo del país. El primer paso está dado, con un presupuesto económico que está a la altura de las circunstancias y que cuenta con el más amplio consenso político.

Dejar respuesta