PANAL Y PES PIERDEN EL REGISTRO OFICIAL

TXT: JULIO CÉSAR HERNÁNDEZ / Marcatextos

0
63
Las elecciones federales pegaron fuerte en Nueva Alianza y Encuentro Social, que pierden el registro oficial.

Los partidos políticos Nueva Alianza y Encuentro Social perdieron su registro tras no haber alcanzado el 3% de la votación en ninguna de las tres elecciones federales en juego: la presidencia de la República, el Senado y la Cámara de Diputados.

De acuerdo a la información oficial del Instituto Nacional Electoral (INE), éste fue el porcentaje obtenido por cada uno de los dos partidos en las tres elecciones:

Nueva Alianza: Presidencia: 0.99%; Senado: 2.3%, y Diputados: 2.4%.

Encuentro Social: Presidencia: 2.7%; Senado: 2.3%, y Diputados: 2.4%.

Como se advierte, ninguno de los partidos políticos logró sortear el umbral del 3% de los votos exigido por la ley, por lo que el partido fundado por la maestra Elba Esther Gordillo y el integrado en su mayoría por miembros de iglesias cristianas, particularmente evangelistas, tendrán que reorganizarse y volver a trabajar a su interior para buscar participar en los siguientes procesos electorales que les permitan recuperar el registro y hacerse acreedores a las prerrogativas.

Por su parte, quienes lograron salvarse y mantener su registro son otros tres partidos que prácticamente se quedaron en la raya: el Verde Ecologista de México, el de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano.

El porcentaje de los tres en igual número de elecciones fue el siguiente:

PVEM: Presidencia: 1.8%; Senado: 4.4%, y 3. Diputados: 4.7%.

PRD: Presidencia: 2.8%; Senado: 5.2%, y Diputados: 5.2%.

PMC: Presidencia: 1.7%; Senado: 4.6%, y Diputados: 4.4%.

A estas alturas, sólo tres partidos son prácticamente los competitivos: Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI) y el naciente Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Ante esta realidad es bueno preguntarnos: ¿Es necesario que en nuestro país existan tantos partidos cuya mayoría busca aliarse con los denominados “grandes” a fin de verse salpicados de una preferencia ciudadana suficiente como para no perder el registro? ¿No sería conveniente que nuestros legisladores analicen la conveniencia de elevar el umbral del porcentaje necesario para existir como institución política, que llegue al 5%?

Se debe de tomar en serio este tema, pues no es posible que se destinen millones de pesos a partidos políticos que poco o nada atraen al electorado. O bien, que los obligan a trabajar de manera más intensa para ganarse la confianza y credibilidad ciudadana.

Ojalá que este tema se analice en el Congreso de la Unión.

Compartir
Artículo anteriorLA TRANSICIÓN MÁS CIVILIZADA
Artículo siguienteLA VIRTUD DE EVOLUCIONAR

Dejar respuesta