NACE OTRA IZQUIERDA: CÁRDENAS.

El ex fundador del PRD pone en marcha el movimiento “Por México Hoy”. Enrique Alfaro asistió a la primera reunión nacional

TXT: REDACCIÓN / POLÍTICA

0
25
CUAUHTÉMOC CÁRDENAS puso en marcha un movimiento con el fin de incidir en el proceso electoral del 2018.
Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, ex candidato presidencial por el PRD y desde hace tiempo alejado de la actividad política de primera línea, se ha lanzado a la palestra cuando faltan menos de 15 meses para las elecciones generales de 2018. El fundador y aún considerado líder moral del partido del sol azteca, ha creado un movimiento denominado “Por México Hoy”, cuyo anuncio hizo el pasado 4 de febrero y su primera reunión nacional se celebró el 25 de marzo.
El senador ex perredista Alejandro Encinas es hasta ahora, el principal aliado visible de Cárdenas Solórzano.
La reunión nacional celebrada en la Ciudad de México reunió a una diversidad de activistas, representantes de los estados y ciudadanos y ciudadanas en general queriendo construir un proyecto de país para México. Esta reunión sienta las bases para la discusión de dicho proyecto en otras ciudades y localidades y tuvo como punto de partida el documento “Llamado por México. Lineamientos generales para un proyecto de país”, que dio a conocer Cuauhtémoc Cárdenas el pasado 4 de febrero.

La reunión nacional comenzó con intervenciones a cargo de Alejandro Encinas y Cuauhtémoc Cárdenas. Ambos insistieron en que es necesario construir una mayoría, y Encinas expuso las bases organizativas para desplegar “Por México Hoy” en todo el país. Además, hubo otras voces como la de Ana Laura López, migrante de “Deportados Unidos”; Enrique Alfaro, Alcalde de Guadalajara; la feminista Martha Tagle, el activista Javier Sicilia y la actriz Karina Gidi, de “El Grito más Fuerte”. A esta dinámica siguió el panel “¿Qué significa organizar una mayoría social alrededor de un proyecto de país?”, en el que Juan Ramón de la Fuente, ex Rector de la UNAM dirigió un mensaje.

En seguida se iniciaron los trabajos temáticos en cinco mesas, donde se habló sobre: Régimen político, democrá- tico, honesto y eficiente; Crecimiento con inclusión y distribución de riqueza; Equidad social y derechos para todas y todos; Derecho al territorio y respeto a la naturaleza, y Soberanía e inserción global: México en el mundo.

¿Qué persigue este nuevo proyecto? ¿Se trata de otra opción de izquierda con miras a las elecciones de 2018? ¿Es un grupo que se quiere fortalecer para influir en la designación de candidatos a la Presidencia de la República?
Dejemos que el propio Cuauhtémoc Cárdenas lo aclare, de acuerdo al discurso que dirigió en la reunión nacional:
“Saludo fraternalmente a los amigos y compañeros aquí reunidos, presentes de muy diferentes partes de nuestro país. Esta reunión de Por México Hoy es importante, ya que entre todos habremos de hablar, de debatir cómo avanzamos en la construcción de una mayoría que dé concreción en la práctica a nuestro proyecto y cómo nos organizamos y articulamos para ello.

“En el pasado encuentro del 4 de febrero, se presentó un avance importante de nuestro proyecto de país. Está formulado en sus líneas principales: la obligación de la autoridad de encabezar a la sociedad para erradicar la corrupción, de proseguir el combate a la delincuencia y a la inseguridad; la posibilidad real de poner en marcha una economía que
crezca con solidez en el largo plazo, que tenga entre sus objetivos prioritarios la creación de empleo digno y formal, así como una distribución equitativa del ingreso; la implantación de la renta básica; la reintegración de los recursos del subsuelo, fundamentalmente el petróleo, al control del Estado, al igual que el servicio público de electricidad; la reversión de las llamadas reformas estructurales; educación y salud de calidad y cobertura universal de éstas y de los sistemas de seguridad social; reordenamiento urbano y combate a la especulación con el suelo; equidad en las relaciones internacionales; reconstrucción institucional; acceso a la cultura, al deporte y al esparcimiento sano.

“En estas cuestiones se tiene un buen avance programático, aunque habría que pensar en incorporar otros temas, complementar lo ya elaborado, sobre todo con visiones regionales, y afinar en su momento las propuestas en función de coyunturas, pero en lo que hace a una mejor coordinación y articulación entre todo y todos quienes ya representamos a Por México Hoy en todo el país, no hemos logrado el mismo avance que en la elaboración de nuestra propuesta, y, por lo tanto, tenemos por delante el imperativo de lograr a la mayor brevedad, una aún mayor implantación y presencia a lo largo y ancho de la República.

“Hemos hablado en nuestras reuniones anteriores de la construcción de una mayoría y querría detenerme en este punto.

“Existe consenso de que un cambio en el modelo de desarrollo del país es indispensable, que no se puede seguir en el tobogán que ha significado el neolibe ralismo para el deterioro social, econó- mico, institucional y político, y lo existe también respecto a que es posible llevarlo a cabo. Una condición objetiva para ello es constituir mayoría.

“¿Mayoría en función de qué, mayoría sobre qué? Mayoría, en este caso, quiere decir tener más fuerza, tener mayor capacidad de acción para imponernos, por las vías de la democracia, a los intereses y las fuerzas que se oponen al cambio, que son las fuerzas de la corrupción, la impunidad y la delincuencia; las que se benefician del incremento de la desigualdad social y la pobreza; las que lucran con la dependencia económica y la asimetría de nuestros intercambios internacionales; las que se someten políticamente y establecen complicidades con voluntades ajenas; las que violentan las normas de la democracia; aquellas que van contra o se manifiestan pasivas frente a la equidad de género y los derechos de decisión; quienes tratan de imponer el pensamiento único. No son fuerzas débiles las que tienen al pueblo y al país en las condiciones de postración existentes, y esas son las fuerzas que deben ser superadas.

“Esas fuerzas están articuladas, las unen y les dan cohesión no una ideología ni una vocación de servicio a los demás, sino fundamentalmente el interés de lucro, y se articulan para su defensa con sus afines dentro del país y con sus complicidades externas.

“La historia enseña que se les ha vencido en diferentes épocas y en los cinco continentes, pero tiempo más, tiempo menos, en numerosos casos han vuelto a articularse y a dominar en aquellos sitios en que han sido desplazadas. Podría decirse que este es el caso de nuestro país, por lo tanto, se les puede volver a vencer y tendríamos que aprender de experiencias pasadas para que no se reconstituyan como dominantes.

“La lucha para que arranque nuestro proyecto puede ser corta o larga, y su consolidación plena debemos visualizarla, al menos, en el mediano plazo. Se partirá de cero para comenzar la recuperación del país, y el trabajo habrá de ser arduo y consistente. Entonces, el proyecto de Por México Hoy tenemos que concebirlo como un proyecto transgeneracional, que sólo puede ejecutarlo una mayoría y en el que la organización y una eficiente articulación resultan condición indispensable para el éxito.

“Hemos hablado de formar una mayoría social, con el objetivo claro de substituir al gobierno y la imposición neoliberal por un régimen progresista y equitativo, un régimen cabalmente democrático, regido por los intereses populares y nacionales. A esos objetivos apunta nuestro proyecto de país.

“Para explicar lo que entiendo por mayoría, pongo ahora el ejemplo de una elección, en ella ¿quiénes son mayoría, quiénes ganan? La respuesta es simple: los que tienen un voto más que los oponentes, los que tienen más fuerza electoral que los contrarios. Y en la vida pública y en la política democrática, es mayoría la que supera al contrario en número, la que se impone mediante la legalidad y hace respetar su voluntad por la solidez y eficacia de su organización. Sin organización, no basta la mayoría del número, y de ello tenemos múltiples experiencias, y en conformar una mayoría organizada frente a las fuerzas por vencer, radica precisamente nuestro reto, el reto de Por México Hoy.

“No nos hemos fijado fecha inamovible para alcanzar nuestra meta principal, pero debe ser lo más pronto posible. Las luchas de los pueblos por sus derechos y libertades son generalmente largas; así han sido las del pueblo mexicano. Hagamos ésta lo más corta posible. La condición, insisto, es acumular fuerza, capacidad de acción, número y organización, para sobreponernos a la reacción retrógrada y entreguista.

“Ante este reto, no podemos desentendernos del proceso electoral del año próximo y de sus eventuales resultados. Por México Hoy no es un movimiento electoral, pero como ciudadanos, cada uno de nosotros, por una parte, y, por la otra, en los colectivos de los que formamos parte, sí habremos de participar en el proceso. En nuestra calidad de ciudadanos, cada quien emitirá su voto según su decisión individual; como parte de colectivos, debemos buscar que el apoyo vaya a quienes adopten, trátese de partidos o de candidatos, nuestras propuestas.

“Y si seguimos con el tema de las mayorías, si en los colectivos en los que participamos somos o son mayoría los miembros de Por México Hoy, esos colectivos deberán impulsar en los procesos electorales a aquellos que hayan adoptado nuestras propuestas y resulten democráticamente elegidos a las candidaturas.

“Si las propuestas de Por México Hoy son las que la ciudadanía considere las más acertadas, las que los votantes vean como las más benéficas para el pueblo y para el país, la mayoría social, que así la denominamos por su pluralidad política y social y por su implantación amplia en el país, se estará convirtiendo en una mayoría política y, en los hechos, en una mayoría electoral. Este es un objetivo prioritario de nuestra lucha en la coyuntura electoral del 2018, pues de lo que de ella resulte, dependerá que haya mayores o menores dificultades para impulsar nuestras propuestas.

“Y si quienes coinciden en las propuestas de Por México Hoy, trátese de colectivos o de individuos, deciden agruparse para presentar un frente amplio y unificado, su acción será de una fortaleza mayor y mejor su resultado electoral.

“Pero Por México Hoy, lo reitero, no busca transformarse en un partido político más, pero sí busca que su proyecto se empiece a instrumentar en la práctica lo más pronto y con la mayor amplitud posibles, pensando, sobre todo, si estamos hablando de elecciones, en la cabeza del Ejecutivo federal y en la mayoría del Congreso que resulten elegidos. Éstos, al igual que los resultados de las elecciones locales concurrentes, importan para la más pronta y eficaz realización del proyecto progresista y democrático. Por eso tenemos que ser en extremo responsables. No nos equivoquemos al decidir a quienes entregamos nuestra confianza. Están en juego presente y futuro de la Nación y la calidad y compromiso de los órganos del Estado que habrán imponer rumbo a nuestro desenvolvimiento.

“Para todos los cargos de elección, existen ya aspirantes; en estas próximas semanas y meses van a multiplicarse. Es posible que alguno o algunos de los aquí presentes pretendan figurar en alguna boleta electoral. Pensaría, entonces, que esa o esas personas y los colectivos de los que forman parte llevarán como estandarte las propuestas de Por México Hoy.

“En lo particular, quiero ser optimista frente al futuro inmediato. Siempre lo he sido, aun en condiciones de aparente adversidad, pues lo verdaderamente importante no son los destinos personales, sino los de México y los mexicanos. Por eso, se requiere de lo mejor para conducir el cambio, podemos tenerlo y será un logro importante, muy importante. Dé- monos entonces tiempo para la reflexión y para tomar nuestras decisiones definitivas frente a la coyuntura electoral.

“Insistiré, entonces, en que en los meses próximos nuestra tarea es crecer, ampliar nuestra implantación territorial, organizarnos y articularnos cada vez mejor y continuar desarrollando y afinando el proyecto de país de Por México Hoy. Este es camino para lograr que Mé- xico sea una nación cabalmente soberana, se alcance una vida digna para todos los mexicanos, y que en el mundo rijan la paz, la equidad y la solidaridad”.

COLOFÓN

Del discurso de Cuauhtémoc Cárdenas se desprende claramente: 1) Que se trata de un movimiento nacional cuyo propó- sito más inmediato es incidir en la próxima elección presidencial; 2) Que dicho movimiento tiene una visión crítica, con agenda claramente de izquierda, como las políticas de género, la marcha atrás a la apertura energética, la derogación de las reformas estructurales y hasta el leguaje con expresiones como “reaccionarios”, “retrógradas”, etcétera, y 3) Que están dispuestos a establecer alianzas con partidos y personajes, de cara a las cercanas elecciones.

Dejar respuesta