MISIÓN IMPOSIBLE PARA INDEPENDIENTES

De las decenas de aspirantes, no más de cinco podrán realizar la proeza de recolectar casi un millón de firmas repartidas en 17 estados

TXT: LEO ZUCKERMANN

0
27
Jaime Rodríguez “El Bronco” ya la hizo una vez… ahora va por “la grande”.

¿Qué nos dice la gran cantidad de ciudadanos que se registraron para contender por la Presidencia de la República bajo la fórmula de “candidato independiente”?

Para contestar esta pregunta, debemos dividir la lista en varios grupos. En primerísimo lugar están, desde luego, aquéllos que sí tienen posibilidad de conseguir el registro y, por tanto, aparecer en la boleta. Van a tener que presentar 866 mil firmas de electores que los respalden repartidos en 17 estados del país. Y no es que puedan mostrar una sola firma en 16 entidades y el resto en un solo estado. No. En, por lo menos, 17 entidades deben conseguir el 1% del padrón electoral estatal o más. Además, en la práctica, van a tener que recolectar más de un millón de firmas para evitar que el INE rechace su registro por electores que firmaron, pero no se pueda verificar su autenticidad. Por donde se vea, es una barbaridad que implicará un gran esfuerzo de dinero y organización.

86

Aspirantes presentaron su solicitud ante el INE para ser candidatos independientes a Presidente de la República. De ellos, sólo 40 recibieron el visto bueno del INE y tienen 120 días para reunir 866 mil 593 firmas de apoyo. Ocho aspirantes no cumplieron los requisitos y a los 38 restantes se les dieron 48 horas para que completaran o corrigieran datos equivocados.

Tomando en cuenta que, de acuerdo con la ley, un elector sólo puede apoyar el registro de un solo aspirante a candidato independiente por cargo, veo imposible que 30 ó 40 personas puedan conseguir 30 ó 40 millones de firmas de electores diferentes. No hay manera. Si acaso, con mucha suerte, dinero y organización, quizá entre tres y cinco puedan realizar la proeza. ¿Quiénes?

Margarita Zavala, seguro. Tiene los recursos financieros y humanos para hacerlo. Viene construyendo, desde hace meses, la estructura de su campaña. Pero, además, contará con el apoyo del PRI a quien le conviene que aparezca en la boleta. Aunque Zavala y su equipo no quieran y rechacen la ayuda de los priistas, éstos, como buenos mañosos que son, van a procurar que lleguen firmas a la candidata porque así les conviene: es una manera de dividir el voto panista. Recordemos que la estrategia del PRI es fragmentar lo más posible el antipriismo.

Lo mismo hará el PRI con la poderosa estructura partidista que todavía tiene en varios estados, con otros dos aspirantes: Jaime Rodríguez yArmando Ríos Piter. Abierta o subrepticiamente les van a ayudar a conseguir el millón de firmas porque, en ambos casos, los priistas creen que, de aparecer en la boleta, le quitarían votos a López Obrador. Más fragmentación del antipriismo, pues. El gobernador de Nuevo León, además, cuenta con la estructura gubernamental de su estado que puede poner a trabajar para conseguir firmas. En este sentido, no creo que tenga problemas para conseguir el registro si se lo propone. Lo veo más difícil para Ríos Piter quien, como senador, cuenta con menos recursos.

Quizá, Pedro Ferriz también pueda lograr lo que parece una proeza. Tiene muchas ganas, lleva meses trabajando en este proyecto, es conocido y cuenta con buena fama en varios estados. Ahí están los posibles cuatro. No dudo, sin embargo, que el PRI se aboque a que haya un quinto. Un desconocido que meta ruido y pueda conseguir algunos votos que a la postre sean la diferencia para que ellos ganen. Lo hicieron con Teresa Castell en el Estado de México, quien se coló a los debates, atacó a la candidata de Morena y acabó obteniendo 2% de la votación que hicieron la diferencia para que el PRI ganara.

Pedro Ferriz de Con lleva mucho tiempo preparándose para esta aventura.

No veo a más. La pregunta es por qué se inscribieron tantos. Ya hablé de los que tienen oportunidad de lograr el registro. Luego están los que no la tienen que son, sin duda, la gran mayoría. ¿Para qué, entonces, fueron a inscribirse?

Aquí habría que hacer otra división. Están, sin duda, los bribones que están haciendo esto para sacar algún tipo de provecho. Ya sea dinero o sus quince minutos de fama. Pero también están aquellos ciudadanos que de verdad quieren participar porque aprecian a su país, tienen un programa de gobierno y creen que los partidos no los representan. ¿Cuántos son los bribones y cuántos los bien intencionados? No lo sé. Pero algo nos dice la cifra abultada de inscritos para ser candidatos independientes. Contra lo que se piensa, la gente quiere participar en la política. Qué bueno.

Los candidatos independientes tienen derecho a recibir financiamiento público y financiamiento privado.

En cuando a financiamiento público, todos los candidatos registrados en su conjunto, serán considerados como un partido político de nuevo registro. El monto que le correspondería a un partido de nuevo registro, se distribuirá entre todos los candidatos independientes de la manera siguiente:

Un 33.3% de manera igualitaria entre todos los candidatos independientes al cargo de Presidente de la República;

Un 33.3% de manera igualitaria entre todas las fórmulas de candidatos independientes al cargo de Senador, y

Un 33.3% de manera igualitaria entre todas las fórmulas de candidatos independientes al cargo de Diputado Federal.

El financiamiento privado no podrá rebasar en ningún caso, el 10% del tope de gasto para la elección de que se trate.

Dejar respuesta