MIKEL REPUNTA EN CDMX

TXT: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Senador y secretario general de la CNOP

0
94
Mikel Arriola, candidato a la CDMX.

La marcha ascendente de la campaña de Mikel Arriola confirma por qué el PRI lo escogió como su candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de México. En cuarenta días de campaña, ha dejado atrás los seis puntos en las preferencias electorales que tenía en marzo para llegar ahora a 24 por ciento.

A este ritmo, Mikel no sólo alcanzará a la candidata de Morena, quien tiene 34% de la intención de voto, sino que la rebasará para erigirse como el ganador en la CDMX, además de aportar un gran número de votos a José Antonio Meade.

El crecimiento político de Arriola se explica por tres factores. Primero, el hartazgo de los capitalinos, cansados de soportar a los perredistas y morenistas que condicionan los apoyos sociales y utilizan los recursos públicos para controlar a grupos vulnerables, someter clientelas y a los trabajadores de las delegaciones y del gobierno central.

Los habitantes de la CDMX están indignados por el abandono en que los gobiernos del PRD y de Morena tienen a la capital, colapsada por una planeación urbana ineficiente e insustentable, una estrategia de movilidad errática, la gestión fallida de la seguridad ciudadana, la irresponsabilidad en la gestión del agua, una corrupción rampante, la pérdida de competitividad y empleo y el agravamiento de la contaminación.

En segundo lugar, Mikel enfrenta a muy notables representantes de tales vicios, ineptitud y descomposición política. Claudia Sheinbaum representa un proyecto regresivo, tanto por la tutela que le impone el dueño de su partido como por una visión fracasada del desarrollo urbano, materializada en proyectos aberrantes como los segundos pisos, que agravaron la movilidad y la contaminación, además de ser monumentos a la opacidad.

Alejandra Barrales encarna un continuismo paralizante que se traduciría, visto el saldo de las administraciones perredistas, en un mayor deterioro de la calidad de vida, además de que no logra explicar su situación patrimonial ni acreditar experiencia de gobierno.Tenemos, en cambio, a Mikel Arriola, un candidato ciudadano honesto y valiente, quien ofrece una plataforma incluyente que integra sectores ciudadanos moderados y quien, en un territorio francamente hostil, ha señalado los serios déficits acumulados en 20 años de prácticas clientelares de las izquierdas, los cuales contrastan con la gestión eficiente, transparente y sensible que Arriola realizó al frente del IMSS.

Y tercero, lo más importante: Mikel Arriola tiene las mejores propuestas, respaldadas por un Pacto por la Ciudad suscrito por José Antonio Meade, que garantiza la coordinación con la federación para lograr soluciones efectivas en los rubros de infraestructura, movilidad y transporte, abastecimiento de agua potable, control de inundaciones y seguridad pública metropolitana.

Mikel propone también crear un instituto para las mujeres, jóvenes y adultos mayores emprendedores, otorgar pensiones a las amas de casa en edad de retiro, crear una procuraduría especial para los delitos contra las mujeres, entre otras estrategias de política social.

Esta es la oportunidad para que los capitalinos hagan respetar sus derechos y libertades democráticas y eviten una regresión. El reto es vencer con el voto ciudadano las estructuras clientelares del PRD y de Morena.

Compartir
Artículo anteriorSE ACERCA LA HORA PARA DECIDIR
Artículo siguienteSUBSIDIARIDAD VS. POPULISMO

Dejar respuesta