LLAMAN EMPRESARIOS A TRANSFORMAR EL SISTEMA DE SALUD

Recursos insuficientes, falta de buenas prácticas y carencia de personal e instalaciones, son algunos de los problemas que señala el CCE

TXT: REDACCIÓN / POLÍTICA

0
19
El sector salud está urgido de una reforma y modernización, afirma el Consejo Coordinador Empresarial.

Mientras el promedio de los países de la OCDE invierte en salud 9% del PIB, en México esta cifra apenas llega a 5.8%. En la OCDE, además, casi tres cuartas partes son de inversión pública, pero en México ésta sólo llega a la mitad, señala el organismo empresarial en su diagnóstico-estrategia para fortalecer este sector.

Advierte sobre el riesgo de que, sin cambios a la realidad actual, el sistema de salud será insuficiente para atender la demanda de servicios médicos en el futuro. La falta de inversión pública, sumada a las transiciones demográficas y epidemiológicas del país representan un desafío que debe atenderse desde ahora.

El documento, elaborado por la Comisión de Salud del CCE, señala que, aunque la calidad de vida y salubridad han aumentado sustancialmente en las últimas décadas, aún existen retos importantes para la población mexicana. En particular, el país tiene que superar su bajo desempeño en indicadores clave como esperanza de vida y mortalidad infantil. Del mismo modo, México presenta un envejecimiento acelerado:  para 2030, la población de 65 años o más representará 10% del total. Además, las enfermedades no transmisibles han incrementado su prevalencia y el costo de los servicios médicos. Estos problemas de demanda enfrentan una oferta limitada por la subinversión en el sector.

El informe documenta los problemas que causa la segmentación del acceso a los servicios médicos; las duplicidades en el financiamiento y deficiencias en la optimización de infraestructura y recursos humanos para la atención de necesidades de salud; la falta de estandarización de buenas prácticas y coordinación de los servicios médicos; así como una disponibilidad insuficiente de recursos físicos (camas y equipo) y humanos (médicos y enfermeras).

Esto ha provocado que el gasto de bolsillo en el sector, que es el que realizan los particulares, sea el doble que el promedio de la OCDE. Este gasto indica un problema de acceso a servicios de salud, así como insatisfacción por la falta de disponibilidad de personal médico y los largos tiempos de espera para ser atendido en instituciones públicas.

El gasto por persona en materia de salud se redujo en los últimos seis años, esto ha ocasionado que los ciudadanos también disminuyan el uso de estos servicios públicos; aunado a ello diversos programas sociales han estado acompañados de recortes en su presupuesto.

Año con año, el gobierno federal ha destinado menos dinero a procurar la salud de los mexicanos. En seis años, el gasto por persona en salud disminuyó un 5.5 por ciento en México, al pasar de 3,826 pesos al año a 3,615 pesos.

(REPORTE ÍNDIGO / Febrero 2018).

Ante esa situación, el organismo empresarial diseñó los siguientes cinco ejes con propuestas y estrategias para mejorar la prevención y atención a la salud en México:

-Fortalecer las políticas públicas enfocadas a la prevención. Incrementar las intervenciones de carácter preventivo en la atención de la salud, con énfasis en la promoción de conductas saludables y la detección temprana de enfermedades.

-Atención médica de calidad con modelos innovadores y tratamientos efectivos. Mejorar la calidad en la provisión de los servicios de atención médica de los diversos prestadores públicos y privados del Sistema Nacional de Salud.

-Optimizar el uso de recursos destinados a la salud y garantizar transparencia en su asignación y su ejercicio. Hacer el mejor uso posible de los recursos para la salud, a través de una alineación más adecuada de los recursos financieros públicos y privados, así como una mayor vigilancia del ejercicio de esos recursos.

-Fortalecer la información en salud sobre los pacientes y prestadores para la óptima toma de decisiones, proporcionando a los pagadores y usuarios del Sistema Nacional de Salud la información necesaria para la óptima toma de decisiones que afectan su salud de manera directa e indirecta, así como para su elección de prestadores de servicios.

-Mejorar la estructura y la funcionalidad de la protección social en salud, haciendo efectivo el derecho de los mexicanos a la protección de la salud a través del fortalecimiento del acceso universal bajo un Sistema Nacional de Salud más integrado y financieramente viable.

El CCE afirma que “el futuro desarrollo de México depende de la prevención, la atención y cobertura médica que demos a los mexicanos, por lo que es necesario diseñar nuevos modelos que incorporen la innovación y la tecnología en los procesos”.

El organismo empresarial se comprometió, junto con todos los actores del sector privado, a participar activamente en el dialogo y la cooperación con el sector público para alcanzar los objetivos de un mejor sistema de salud.

Compartir
Artículo anteriorEL PRESIDENTE DE LOS 45 MINUTOS
Artículo siguienteMI EXPERIENCIA EN CAMPAÑA

Dejar respuesta