LAS FUERZAS ARMADAS, GARANTÍA DE LEALTAD

TXT: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Senador y Secretario General de la CNOP

0
33

La frase de Colosio que acompaña a este escrito da la pauta para reflexionar y decidir sobre lo que queremos para el futuro inmediato de México: Si optamos por una vía de cambio institucional y responsable o permitimos que se vulnere la estabilidad que hemos construido.

El 35 aniversario luctuoso del expresidente Miguel Alemán Valdés fue ocasión para recordar cómo se construyó una institución central del Estado mexicano y el vínculo de respeto, disciplina y lealtad entre el jefe del Ejecutivo federal y las Fuerzas Armadas. En la ceremonia celebrada el 14 de mayo, el general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda recordó que, en un delicado contexto internacional, el gobierno del licenciado Miguel Alemán atendió todos los frentes institucionales.

El primero fue la formación de sus miembros y mandos. Se crearon así la Escuela Militar de Guerra, la Escuela Militar de Clases del Ejército, hoy Escuela Militar de Sargentos, la Escuela Militar de Meteorología y el internado para graduados de la Escuela Médico Militar, se levantó la sede de la Secretaría de la Defensa Nacional e inició la construcción del Departamento de la Industria Militar.

En el ámbito social, destaca la creación del Banjército, gracias al cual se construyeron las primeras colonias urbanas y se entregó una vivienda digna, en propiedad o renta, a generales, jefes y oficiales.

Otra decisión fundamental fue dotar de infraestructura estratégica a la Fuerza Aérea Mexicana. Primero, con la Base Aérea de Zapopan, donde se edificó la Escuela Militar de Aviación, y luego la Base Aérea de Santa Lucía, en el Estado de México.

En la actual administración, militares, pilotos y marinos laboran en el marco de un Sistema Nacional de Inteligencia interinstitucional, que incluye a universidades, a la CNDH (la cual capacitó a 130 mil elementos) y al Instituto Nacional de Ciencias Penales, donde se certificaron 40 abogados militares en el conocimiento del proceso penal acusatorio.

Bajo la comandancia del general secretario Cienfuegos se han construido 84 obras, destacando el Centro Militar de Ciencias de la Salud, 11 planteles educativos de nivel superior y de posgrado, una red de instituciones hospitalarias y especialidades castrenses y una industria que produce dos millones de armas, productos y vituallas.

En atención a la Fuerza Aérea Mexicana, se remodeló el Colegio del Aire, en Zapopan, y se construyeron y equiparon las Escuelas Militares de Sargentos en Puebla y de Materiales de Guerra en Santa Lucía; esta es una instalación estratégica y el campo de aviación más grande e importante del país, donde se llevan a cabo misiones de adiestramiento, transporte de tropas y avituallamiento, auxilio a la población civil en casos de desastre y operaciones logísticas, de vigilancia y apoyo a la seguridad nacional e interior.

“La violencia no puede ser ni método ni fin. La paz, la estabilidad, la armonía y la legalidad son las vías de toda solución verdadera. Ése es el camino que nosotros hemos elegido; esa es nuestra opción”.

LUIS DONALDO COLOSIO

Es preciso reconocer que la colaboración de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad interior ha sido un baluarte de la paz social y la estabilidad. Por lo cual, es importante dimensionar las afectaciones que podrían desencadenarse a partir de versiones que, sin sustento técnico, logístico, económico o social, plantean eliminar la Base Aérea de Santa Lucía.

Las Fuerzas Armadas han sido un factor de lealtad y vocación de servicio. Como dijo el general secretario Salvador Cienfuegos, el pasado 2 de mayo, en Cuautla: “Las Fuerzas Armadas (seguirán) cumpliendo la misión constitucional de garantizar la seguridad interior y defender la integridad, independencia y soberanía de la nación”.

Es una obligación del Estado apoyar este deber y, por ello, resulta de gran relevancia que los mexicanos tomemos nuestras decisiones políticas teniendo como prioridad el respeto a nuestras Fuerzas Armadas.

Dejar respuesta