LA EDUCACIÓN ES UN MOTOR DEL DESARROLLO.

TXT: JUAN PABLO CASTAÑÓN / PRESIDENTE DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL

0
71
CONTAR CON AULAS de calidad es uno de los principales retos que plantea la Reforma Educativa en su conjunto.

México necesita crecer económicamente. Ésa es la única forma de acabar con la pobreza y construir una sociedad más justa y equitativa. Para lograrlo, tenemos que aprovechar todo el potencial de nuestro capital humano y eso significa mejorar la calidad de la educación en el país.

México sigue enfrentando un reto inmenso, tal como lo demuestran los resultados que hemos obtenido en las pruebas internacionales estandarizadas de calidad educativa.

Ejemplo de ello es la prueba PISA de 2015, la cual refleja que México reprobó en todos los rubros: el 84% de los alumnos mexicanos tiene un nivel insuficiente o mínimo en Matemáticas; 83 % en Ciencias y 76% en lectura. No obstante, estos resultados no son iguales en todas las entidades federativas.

Según los últimos resultados de PISA en los estados, la Ciudad de México destacó por tener el mayor número de alumnos con altos niveles en comunicación y matemáticas, lo que contrasta con Tabasco, donde se registra el mayor número de alumnos con un nivel bajo en ambas pruebas.

Además, es importante señalar que esta prueba no se efectuó en Guerrero, Michoacán, Chiapas y Oaxaca, lo que implica que ni siquiera contamos con un panorama completo de la problemática educativa nacional.

Sin duda alguna, esta disparidad no puede continuar. Es indispensable que unamos esfuerzos en torno a un objetivo común: elevar la calidad de la educación que nuestros niños y jóvenes reciben. En conjunto, empresarios, gobiernos y sociedad civil, debemos promover iniciativas que nos acerquen con directores, maestros y dirigentes para lograr los acuerdos necesarios que permitan la correcta implementación de la reforma a lo largo y ancho del país.

Con este objetivo en mente, desde el sector empresarial y en el marco de nuestra Visión por México, la agenda que proponemos para el futuro de nuestro país, incluimos cinco puntos que consideramos prioritarios para mejorar la educación de todos:
En principio, continuar la formación de calidad de profesores y personal educativo a través de programas enfocados en fortalecer su habilidad de enseñanza y docencia de manera integral.

Asimismo, aplicar anualmente la prueba PLANEA con el objetivo de contar con información puntual y periódica sobre el crecimiento y desarrollo educativo de los alumnos durante todo el período de educación obligatoria; es decir, primaria, secundaria y preparatoria.

Igualmente, es imperativo para el desarrollo educativo en México retomar el proceso de evaluación obligatoria del desempeño de los docentes como un medio para contar con información que permita incentivar a los profesores con resultados positivos.
Todo esto, cuidando que todas las plazas docentes sean concursadas sin excepción alguna, y promovidas para los maestros.
Otra propuesta que estimamos fundamental es asegurar que el Sistema de Información y Gestión Educativa cumpla con todos sus objetivos; es decir, que funcione como una herramienta clave para regular, coordinar y operar la educación.

COMPONENTE POLÍTICO
¿Son sostenibles en el tiempo la reforma educativa y el nuevo modelo propuesto por la SEP? Dependerá, desde luego, de quién gane las elecciones de 2018.
Pero dependerá mucho también de qué tanto la sociedad mexicana defienda lo alcanzado hasta ahora, exigiéndole a los candidatos y candidatas, y luego a los gobiernos emanados de dichas elecciones, al menos posicionamientos claros al respecto.
BLANCA HEREDIA / El Financiero

Nos preocupa el retraso en su operación en estos momentos de importancia crítica para invertir en la educación en el país.
Sobre todo, en un contexto en el que resulta imprescindible contar también con mecanismos de transparencia y monitoreo que permitan que los ciudadanos tengan completo acceso y conocimiento de las nóminas docentes.

Adicionalmente, no debemos olvidar el principal objetivo en materia educativa en nuestro país: asegurar que nuestros niños y jóvenes cuenten con las condiciones necesarias para ejercer su derecho a una educación completa y de calidad poniendo en marcha estrategias que permitan enfrentar el problema de ausentismo docente en todas las escuelas de la República y propiciar un entorno adecuado para que nuestros niños y jóvenes continúen estudiando y generen sus competencias para la vida, se preparen para su propio futuro, que será el futuro de México.

NUEVO MODELO
Finalmente tenemos en México una visión de la educación que daremos a niños y jóvenes, elaborada con cierta colaboración y consenso. Aplaudimos que este modelo educativo se acompañe de una ruta de implementación, con metas concretas a cumplir en plazos específicos e indicadores para evaluar el avance de cada componente del modelo.
Sin embargo, tenemos preocupaciones en torno a la capacidad de las autoridades educativas para alcanzar las metas propuestas.
PABLO CLARK / Animal Político

Por último, en lo que respecta a Educación Media Superior, Formación Técnica y Educación Superior, debemos trabajar de la mano para garantizar la pertinencia y exigencia educativa, esto es fundamental para asegurar que los jóvenes adquieran las habilidades necesarias para insertarse con éxito en la vida productiva y tener una participación activa en la vida ciudadana.

Sólo así podremos cerrar la brecha entre la oferta y demanda de habilidades.

No podemos dejar pasar más tiempo. Llevamos muchos años intentando generar cambios sustanciales, encaminados a mejorar las condiciones de los mexicanos, y no lo hemos conseguido. No podemos permitir que nuestros jóvenes continúen recibiendo una educación que no está basada en los requerimientos productivos, mejores prácticas internacionales y en un análisis exhaustivo de las necesidades educativas del país, en pro de la economía y del desarrollo de nuestra nación.

Nuestros jóvenes son nuestra mejor apuesta para un mejor futuro; sin embargo, para lograr los resultados deseados es necesario que invirtamos suficiente y les acerquemos las mejores herramientas para su propio desarrollo, que será el desarrollo de todos.

No es ningún secreto que el verdadero reto de las políticas públicas no reside en su diseño como sí reside en su implementación. Tenemos que trabajar para traducir la reforma educativa en resultados tangibles para los mexicanos. La calidad de la educación de los niños y jóvenes mexicanos demanda acciones claras y concretas.

No cedamos al chantaje de minorías que no se preocupan por la educación, sino por intereses políticos o privilegios econó- micos. No cedamos ante la oportunidad de impulsar juntos la calidad verdadera de la educación para nuestros niños y jóvenes; el desarrollo de ellos es el mejor futuro para México y por supuesto para nuestros hijos, los hijos de nuestros colaboradores, las personas, para el México del futuro.

Dejar respuesta