HACIA UN NUEVO MODELO EDUCATIVO.

TXT: REDACCIÓN / POLÍTICA

0
100
AURELIO NUÑO presentó el Nuevo Modelo Educativo que entrará en vigor el próximo ciclo escolar.

La Secretaría de Educación Pública presentó el planteamiento general de lo que será el nuevo modelo educativo para el nivel básico que entrará en vigor en el próximo ciclo escolar 2018-2019. Algunos elementos esenciales del nuevo modelo se enuncian a continuación, acompañados con un comentario del presidente Enrique Peña Nieto:

PRIMERO

Que los niños aprendan a aprender, en lugar de memorizar, a través de un nuevo enfoque pedagógico.
SEGUNDO

Pone a la escuela en el centro de la transformación educativa. “Para mejorar el funcionamiento cotidiano de los planteles, éstos tendrán recursos propios, infraestructura digna y plantillas de maestros completas, así como menos burocracia y, en especial, mayor autonomía de gestión. Me refiero a que la comunidad escolar tendrá mayor capacidad para decidir el destino de los recursos y la operación de los planteles, lo mismo que para incidir en el contenido del plan de estudios”: EPN.

TERCERO

Asegura la equidad y la inclusión en el Sistema Educativo Nacional; que la cultura y la lengua de las comunidades indígenas sean parte de la formación de sus integrantes, y que los alumnos con alguna discapacidad, estudien en escuelas incluyentes.
“El reto es cerrar las brechas de desigualdad para que todos los estudiantes, sin importar su género, edad, origen social, región, condición económica o discapacidad, puedan concluir su proyecto educativo. Para lograrlo, el Nuevo Modelo prioriza que se mejore la infraestructura en los planteles más necesitados, que las becas vayan a quienes más las necesitan, y que las niñas tengan las mismas oportunidades que los niños”: EPN.

CUARTO

Le da la más alta prioridad a la participación de todos los actores involucrados en la educación de niñas y niños.
“Mejorar la educación requiere del compromiso y la participación de todos. Por ello, hago un llamado a la Gobernadora y los Gobernadores, a las autoridades educativas de los estados, a las instituciones del sector, a las organizaciones de la sociedad civil, a los padres de familia, a los maestros y a todo aquel que quiera contribuir a este gran proyecto nacional. Sus ideas, su experiencia y sus propuestas, son clave para que este modelo se convierta en una realidad en todos los rincones del país”: EPN.

QUINTO

Fortalece la formación y el desarrollo profesional docente. “Aquí quiero ser muy enfático: las maestras y los maestros son los actores más relevantes para lograr la transformación educativa de México. Ellos son quienes educan, guían e inspiran a nuestras niñas, niños y jóvenes. Por eso, en el Nuevo Modelo Educativo los maestros tienen un desafío y una responsabilidad ineludibles: tienen el desafío de prepararse para ser mejores educadores y la responsabilidad de forjar ciudadanos libres, comprometidos y participativos, a partir de los nuevos contenidos pedagógicos”: EPN.

EDUCACIÓN SIGLO XXI

De acuerdo a las expectativas del Presidente de la República, “la escuela del siglo XXI será un espacio en el que las nuevas generaciones aprenderán a aprender a lo largo de su vida; aprenderán a reflexionar, aprenderán a discernir y aprenderán a resolver los retos de su entorno”.

Visualiza planteles que promuevan la educación interactiva, con esquemas de enseñanza presenciales y virtuales. “El pensamiento crítico se habrá impuesto sobre la memorización, potenciando la creatividad, la investigación y el aprendizaje personalizado”.

En paradigma de estudiante que se quiere lograr es: “Una persona que conozca lo que pasa en el mundo, y no sólo en su entorno inmediato; un individuo libre, responsable y comprometido, ciudadano de México y del mundo, solidario con su comunidad y con la humanidad”.

Y el modelo de maestro es el de personas que hayan asumido plenamente su papel como transformadores de la sociedad; “docentes con los valores, aptitudes y motivación, sobre todo, con el reconocimiento social que amerita su noble labor educativa”.

APRENDER A APRENDER

-Por Alfredo Arnold

Con la presentación del nuevo Modelo Educativo que entrará en vigor en el ciclo escolar 2018-2019, la SEP dio un paso más hacia la implementación de la Reforma Educativa.
El proceso ha sido lento y tortuoso. Han transcurrido cuatro años desde que la reforma fue promulgada y, desde entonces, lo más visible ha sido el enfrentamiento –a veces violento- entre el gobierno y el magisterio disidente. Es hasta hoy cuando se empieza a hablar de lo esencial: el modelo educativo, el paradigma del maestro y la calidad de la escuela. Sin embargo, en el discurso sigue dominando el tono político por encima de planes concretos como serían los contenidos curriculares, las metodologías didácticas, objetivos del aprendizaje, etcétera.
Entre los ejes del nuevo modelo destaca el enunciado “Aprender a aprender” para sustituir la memorización, más conocida por los estudiantes como “machetear”. Suena bien, pero tiene sus asegunes. Existen conceptos fundamentales que el estudiante debe aprender al pie de la letra, y otros en los que se le debe motivar para que avance, investigue, se cuestione y discierna por su cuenta. El universo del conocimiento es casi infinitamente extenso, variado y complejo. Los estudiantes ya son expertos en “aprender a aprender” en áreas de su interés, como el manejo de redes sociales, celulares, computadoras, apps, etcétera, pero reacios o por lo menos indiferentes en temas como el nacionalismo, la moral, la ética y la vida en sociedad, por ejemplo.
Queda poco tiempo para definir el modelo con el que México va a formar mejores ciudadanos y aún hay mucho trabajo por hacer. Urge acelerar el paso.

Dejar respuesta