EZLN hace 25 años

POR ALFREDO ARNOLD

0
212
El Subcomandante Marcos, primer líder del EZLN cumplió 60 años y permanece alejado de las primeras planas, se dedica a escribir.

El 1 de enero de 1994, la euforia que desataba la firma del TLC con Estados Unidos y Canadá, potenciada por las festividades de fin de año, fue abruptamente frenada por una noticia: en la selva chiapaneca un grupo paramilitar denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional le declaraba la guerra al Gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Exigían la derogación del acuerdo comercial y presentaban otras demandas sociales para aquella región casi olvidada.

Tal vez por la modorra con la que trabajamos los medios informativos los días primero del año o por la aparente ingenuidad del comunicado del EZLN la noticia pasó inadvertida; unas cuantas líneas en páginas interiores y cuando mucho 30 segundos en televisión nacional, sólo dos periódicos la destacaron.

Sin embargo, aún no se partía la rosca de Reyes cuando el tema ya se había convertido en escándalo nacional e internacional. La cosa iba en serio. Fue un parteaguas que afectó terriblemente el cierre del sexenio salinista y con el cual siguieron lidiando los presidentes Zedillo y Fox.

Poco se sabe qué tanto obtuvo y progresó la población indígena chiapaneca a partir de aquel insólito movimiento encabezado por el Subcomandante Marcos; lo cierto es que hoy, un cuarto de siglo después, el EZLN regresa a la escena pública del país bajo un nuevo liderazgo –el Subcomandante Moisés–, retando al nuevo gobierno de López Obrador con las demandas de que se suspenda la creación de la Guardia Nacional y se detenga el proyecto del Tren Maya, cuya realización pondría en peligro el medio ambiente y lo que hasta ahora –afirman— ellos han construido.

EL RETO

“Vamos a pelear. Vamos a enfrentar, no vamos a permitir que (López Obrador) pase aquí sus proyectos de destrucción. No le tenemos miedo a su guardia nacional, que cambió de nombre, para no decir Ejército”.

SUBCOMANDANTE MOISÉS / EZLN

LA RESPUESTA

“Aunque quieran confrontarnos, no va a haber respuesta. Amor y paz, pero claro que vamos a estar hablando de cosas interesantes, debate sobre la situación del país. Expreso mi respeto a sus planes, programas y decisiones. Vivimos en un país libre, no hay represión y no hay censura. No me van a cucar”.

PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR

Se sabe, por la experiencia anterior, que éste no es un asunto frívolo ni anecdótico. El Gobierno debe encararlo con prontitud, sensibilidad, diálogo y buena política.

Dejar respuesta