DEL MAZO Y PEÑA CONTRA JOSEFINA Y DELFINA (PEJE)

TXT: ALFREDO ARNOLD

0
214
ALFREDO DEL MAZO MAZA pondrá a prueba la tradición centenaria de su nombre y la fuerza del Grupo Atlacomulco.

Está en marcha el proceso electoral 2017. Elegirán gobernador en Coahuila, Nayarit y Estado de México; en Veracruz sólo alcaldes.

Se dio el banderazo de salida. Los contendientes ya iniciaron la carrera que culminará el domingo 4 de junio en cuatro estados: Coahuila, Nayarit, Veracruz y la que levanta más expectación, en el Estado de México, la tierra del presidente Enrique Peña Nieto.

En Coahuila elegirán gobernador, 25 diputados y 38 alcaldes; en Nayarit, gobernador, 30 diputados y 20 alcaldes; en Veracruz sólo habrá elecciones municipales (212 alcaldes) ya que apenas el año pasado fue la estatal que ganó Miguel Ángel Yunes, y finalmente, los votantes de Edomex elegirán únicamente gobernador. Coahuila no deja de ser una elección interesante, ya que a ese estado no ha llegado la alternancia en ochenta años y desde el 2005 es gobernado por los hermanos Humberto y Rubén Moreira Valdez, separados por un breve interinato de Jorge Torres López. Quizás al PRI no le importaría perder la hegemonía en esta entidad si a cambio conserva el invicto en el Estado de México, pero nada le asegura ganar siquiera una de las tres gubernaturas que estarán en juego.

El año pasado el PRI sufrió una derrota histórica en siete de las 12 entidades donde hubo elecciones y por primera vez perdió las gubernaturas en Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas, lo que le costó el puesto al dirigente nacional, el senador Manlio Fabio Beltrones, igual que le ocurrió al entonces presidente del PRD, Agustín Basave.

Para el nuevo dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza y para la presidenta del partido del sol azteca, Alejandra Barrales, estas serán sus primeras pruebas electorales. Si no salen bien librados, seguramente no llegarán a los comicios presidenciales del 2018. En cambio, el líder panista Ricardo Anaya, indiscutible ganador en el 2016, podría dar este 4 de junio otro golpe político que lo lance a la candidatura de su partido para la Presidencia de la República, ni más, ni menos.

González Yáñez, del Partido del Trabajo. Movimiento Ciudadano no tiene interés ni candidato para esta contienda.

La única alianza que se concretó fue la del PRI con el Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social. Por cierto, Encuentro Social va en alianza con el PRI en el Estado de México y con el PAN en Coahuila, ¡qué maravilloso ejemplo de “congruencia” y “convicción” política e ideológica!… Todo, con tal de conservar el registro y las prebendas económicas que les regala el Estado.

Ricardo Anaya y Alejandra Barrales trabajaron intensamente en lograr una alianza PAN-PRD para sacar al PRI del Palacio de Gobierno toluqueño donde actualmente despacha Eruviel Ávila Villegas, pero finalmente el personaje propuesto, el senador Alejandro Encinas, ex jefe de Gobierno del ex Distrito Federal, no aceptó, así que cada partido se fue por caminos distintos. Hay quienes aseguran que por debajo del agua sí existe un acuerdo entre Anaya y Barrales para favorecer a la candidata panista.

En una encuesta publicada en El Universal el 13 de febrero, el PRI y el PAN aparecen virtualmente empatados en las preferencias electorales de los mexiquenses: Del Mazo con 19.8% y Josefina con 19.6%, mientras que Delfina está en tercer lugar, pero no muy lejos: 17.8%. Veamos en ese orden los perfiles generales de los tres candidatos:

DINASTÍA CENTENARIA

Alfredo del Mazo Maza es el más joven de los tres, tiene 41 años y no mucha experiencia. Ha sido diputado federal, alcalde de Huixquilucan y director de Banobras. Nació en Toluca y es licenciado en Administración de Empresas, además de contar con postgrados en universidades extranjeras. Su mayor fortaleza es la tradición política de su familia y su pertenencia al poderoso Grupo Atlacomulco. Es primo del presidente Peña Nieto. Su bisabuelo, Manuel del Mazo Villasante fue alcalde precisamente de Atlacomulco. Su abuelo Alfredo del Mazo Vélez, oriundo de Atlacomulco, fue gobernador del Estado en el sexenio 1945-1951, y su padre, Alfredo del Mazo González también fue gobernador en el sexenio 1981- 1986 y secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal durante la presidencia de Miguel de la Madrid.

Tanto Del Mazo Vélez como Del Mazo González fueron mencionados en su tiempo como precandidatos presidenciales, pero en el primer caso el presidente Miguel Alemán se decidió por Adolfo Ruiz Cortines, y en el segundo, el presidente De la Madrid eligió como sucesor a Carlos Salinas de Gortari.

El Grupo Atlacomulco, que de acuerdo a los “clásicos” fue fundado por el profesor Carlos Hank González, ha dado seis gobernadores al Estado de México: Isidro Fabela, Alfredo del Mazo Vélez, Alfredo del Mazo González, Salvador Sánchez Colín, Arturo Montiel Rojas y Enrique Peña Nieto.

En caso de ganar las elecciones, el nombre Alfredo del Mazo se habrá repetido por tres generaciones en la historia del Gobierno del Estado de México.

JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA
ya sabe de sinsabores electorales.
Hoy regresa con ánimo
renovado a la contienda
política.

VA DE NUEVO

Josefina Vázquez Mota fue convencida por el PAN para lanzarse por segunda ocasión en busca de la titularidad de un Poder Ejecutivo. Hace cinco años fue por el federal y no tuvo suerte, de hecho, la enviaron hasta el tercer lugar detrás de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, en aquella ocasión obtuvo la respetable cifra de 12 millones 786 mil 647 votos y por lo tanto tiene bien ganada esta segunda oportunidad, aunque ahora no va por el premio mayor sino por una gubernatura.

La escritora y economista de 56 años está casada con el empresario Sergio Ocampo y tiene tres hijas. Ha sido diputada federal en dos ocasiones, secretaria de Desarrollo Social en el sexenio de Vicente Fox y secretaria de Educación Pública con Felipe Calderón.

En su discurso de aceptación como candidata del PAN al Gobierno del Estado de México hizo un llamado a establecer “una gran alianza”, aunque no precisó si se refería a una alianza de “todos contra el PRI” o una alianza entre mujeres de todos los partidos.

Vázquez Mota saltó a la fama a finales del siglo pasado y no por incursionar en la política, sino como autora del libro “Dios mío, hazme viuda por favor”, que no tiene nada que ver con las canciones de Paquita la del Barrio, es un libro de superación personal destinado al llamado “sexo débil”.

Para nadie fue un secreto que, en las elecciones de 2012 Josefina Vázquez Mota no obtuvo el apoyo unánime del PAN. Por el contrario, fue abiertamente boicoteada por algunos personajes de la cúpula blanquiazul. El ex presidente Fox, por ejemplo, hizo un llamado abierto a votar por Peña Nieto, otros simplemente se desligaron de la campaña y la dejaron sola.

Habrá que ver si ahora sus correligionarios le dan el apoyo que le deben. Quien ha estado cerca de ella en las buenas y en las malas es Margarita Zavala, hoy por hoy la precandidata del PAN más cercana a la candidatura presidencial.

LOS ELECTORES saben que detrás de Delfina Gómez Álvarez está presente la fuerza de Andrés Manuel López Obrador.

AMLO EN LA CONTIENDA

Así como la presencia de Peña Nieto está implícita en la candidatura de Alfredo del Mazo, la de López Obrador está en la de la maestra Delfina Gómez Álvarez, candidata de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La ex alcaldesa de Texcoco, diputada federal y egresada de Ciencias de la Educación, de 54 años, afirmó sin ambages su cercanía al Peje: “Él (López Obrador) ha tenido la atención de acompañarme. Efectivamente, yo lo solicité. Al menos para mí representa un honor, es un verdadero dirigente de partido y nos representa con mucho orgullo”.

Así pues, la contienda electoral del 2017 está en marcha. En los próximos tres meses el PRI puede capitalizar el temor que entre los mexicanos infunde Donald Trump y la consecuente necesidad de unirse en torno al presidente Peña. Por su parte, la candidata de Morena tratará de continuar el discurso de AMLO contra el gasolinazo y la inflación, y Vázquez Mota hará lo todo lo posible por reunir voluntades ciudadanas a su favor, comenzando por su propio partido.

Compartir
Artículo anteriorMUCHO RUIDO Y POCAS NUECES
Artículo siguienteEL CCE CUMPLE CUARENTA AÑOS

Dejar respuesta