TRUMP PONE EN RIESGO LA LIBERTAD DE PRENSA: SIP

0
84
Matt Sanders, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) rechazó las “acusaciones en espiral ascendente del gobierno de Donald Trump contra medios de comunicación y periodistas, por temor a que las calificaciones despectivas puedan terminar en acciones restrictivas concretas en contra de la libertad de prensa”.

El presidente de la SIP, Matt Sanders, quien visitó la ciudad de México con motivo de un seminario de periodismo que impartió este organismo, rechazó por “inexactas y alejadas del espíritu de la Primera Enmienda”, las declaraciones del jefe de Estrategia de la Casa Blanca, Steve Bannon, que en una entrevista al The New York Times dijo que “los medios deben mantener la boca cerrada” y que son el verdadero partido de oposición al presidente Trump.

Sanders, que también es director senior y gerente general de Deseret Digital Media de Salt Lake City, Utah, recalcó que el gobierno debe hacer un ejercicio de prudencia y respetar los valores fundamentales de la Primera Enmienda, entre ellos los de las libertades de prensa y expresión. Recalcó que, aunque por ahora todo queda en el ámbito de las declaraciones y opiniones de parte de Trump y sus funcionarios, “se corre el riesgo de estar creándose un clima propicio que podría desencadenar en medidas restrictivas concretas”.

Sanders recordó que el presidente Trump, ahora y desde que era candidato y durante la transición, atacó a la prensa, la tildó de mentirosa, deshonesta, basura, discriminó y ridiculizó a periodistas y medios en conferencias de prensa, y hasta aseveró que revisaría las leyes de libelo como forma de control del flujo informativo. “Tenemos la experiencia en la SIP de observar cómo otros presidentes de la región pasaron del discurso incendiario a la censura directa de medios y periodistas. Estamos atentos y alertas antes esta situación”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, pidió que el gobierno estadounidense retire los cargos contra seis periodistas que fueron detenidos junto a 230 activistas que protestaron durante la ceremonia de toma de protesta de Trump.

Los seis periodistas que cubrían la protesta fueron arrestados y acusados por el delito de disturbio criminal que los enfrenta a diez años de cárcel y multas por 25 mil dólares. Los periodistas son Alexander Rubinstein, reportero del canal ruso RT America; Jack Keller, productor de la serie documental “Story of America”; Shay Horse, fotoperiodista independiente; Evan Engel, periodista de Vocativ, así como Matthew Hopard y Aaron Cantu, corresponsales independientes.

Roberto Rock, director de La Silla Rota de México y también directivo del diario capitalino El Universal, dijo que estos cargos “no hacen otra cosa que inhibir la cobertura de la prensa”.

Dejar respuesta