La deuda, un riesgo para nuevos proyectos

POR ALFREDO ARNOLD

0
122
Evolución de la deuda de México en la última década, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda.

Usted sabe lo que significa pagar deudas cada mes. No importa que haya recibido una generosa cantidad por concepto de sueldo, comisiones, aguinaldo o cualquier otro, porque cuando suma lo que tiene que pagar de tarjetas de crédito, hipoteca, crédito del automóvil, recibo de la CFE, etcétera, siente que se le encoge el corazón. Como persona responsable que usted es, paga puntualmente y al revisar su nuevo saldo seguramente se dirá: “¡Tanto trabajar para que otros lo disfruten!”.

Toda proporción guardada, esto es lo que sucede con las finanzas públicas. El año pasado, México pagó 21,613 millones de dólares tan sólo en intereses de la deuda externa. Esta cantidad alcanzaría para pagar dos aeropuertos como el que se construye en la Ciudad de México o 15 nuevas líneas del Tren Ligero similares a la Línea 3 que está en construcción en Guadalajara. Ojo: sólo con lo que se pagó de intereses, el capital es otra cosa más pavorosa.

El saldo de la deuda externa de México al cierre del primer trimestre de este año era de 453 mil 548 millones de dólares, equivalente al 40% del PIB. Dicen los expertos que se trata de una deuda saludable y manejable; nada que ver con las crisis de 1982 y 1987 cuando llegó al 140% del PIB. Sin embargo, su tamaño y costo representa una pesada carga sobre el gobierno, reduce márgenes de maniobra, resta liquidez y se esfuman los proyectos caros.

Quizá a eso se refería el Presidente electo cuando dijo que México está en bancarrota. No hay tal, pero cuando le toque liquidar vencimientos de la deuda, seguramente se quedará con la idea de que trabaja para que otros lo disfruten.

Dejar respuesta