RAMIRO VÁZQUEZ: SU VIDA ENTERA FUE EL BASQUETBOL

TXT: ALFREDO ARNOLD

0
20
Ramiro Vázquez con dos de sus jugadores más destacados: Enrique González y Óscar Castellanos.

La mayor parte de sus ocho décadas de vida las dedicó por entero al basquetbol, deporte al que se aficionó desde niño porque veía a su papá, médico como él, practicar el deporte ráfaga cuando éste apenas comenzaba a popularizarse en Guadalajara.

Ramiro Vázquez Gutiérrez fue un jugador destacado, al mejor nivel que se practicaba por aquellos días en el ya desaparecido Coliseo Olímpico Municipal de la calle Hospicio, cercano a la original plaza de toros El Progreso, el Hospicio Cabañas y el mercado Libertad.

Su virtud principal en la cancha era repartir juego, era el clásico “guard” o “uno” de las quintetas modernas, aunque por su buena estatura, de acuerdo a los estándares de aquellos tiempos, también era un buen “tabla” defensivo. Se ganó el apodo de “el Genio” por su estilo de pasar el balón: recto, de pecho, a dos manos y con mucha fuerza, mirando hacia el lado contrario de donde dirigía el lanzamiento. Hoy no sorprendería su habilidad, pero hace medio siglo sí era muy notable. Ramiro era un jugador titular e imprescindible en el equipo de Medicina y la Selección Jalisco.

A mediados de los años sesenta, sin dejar de jugar, fue creciendo como entrenador. Ganó campeonatos juveniles con el equipo de la Prepa 2 y en Liga Mayor con Medicina. Su gran rival era Ingeniería, que dirigía Óscar “Flaco” Romo; la Autónoma era el tercero en discordia.

Entre sus discípulos más destacados podemos citar a Roberto Lúa, Óscar “Mochis” Ruiz, Óscar Castellanos, Enrique “Palmita” González y Enrique Zúñiga, la lista es muy abundante.

Antes de 1970 no existía en México el basquetbol profesional, la competencia elite era el Campeonato Nacional con la participación de selecciones estatales. El primer título para Jalisco llegó de la mano del “Genio” como entrenador. Posteriormente ganó títulos profesionales en el Cimeba al frente de los Leones Negros de la UdG. La generación de jugadores que él formó, llegó a ser una de las más brillantes en el país y esto lo catapultó a la Selección Nacional.

También formó entrenadores,dirigió el Departamento de Educación Física de la Universidad de Guadalajara y ocupó cargos directivos en la Federación Mexicana de Basquetbol.

El doctor Ramiro Vázquez falleció el pasado 24 de enero. Descanse en paz.

Compartir
Artículo anteriorPROPONEN CAMBIOS A LA EVALUACIÓN POLICIAL
Artículo siguienteALMEYDA

Dejar respuesta